portada artículo marihuana

¿CÓMO DEJAR DE FUMAR PORROS? – TRUCOS Y CONSEJOS

Semillas Low Cost Ene 24, 2019
835 Views

A pesar de las controversias sobre los usos medicinales de la marihuana y recreativos, la droga sigue siendo increíblemente popular. Está abundantemente representada en la cultura popular, y muchos gobiernos estatales y locales han hecho retroceder las leyes de criminalización sobre la venta y el uso de la droga. Sin embargo, a pesar de sus múltiples propiedades medicinales, la marihuana es una droga que causa problemas si se usa en exceso. Dejar de fumar porros no es fácil, pero es posible con tratamiento; los siguientes consejos le explicarán cómo y los beneficios le explicarán por qué.

dejar de fumar porros

 

¿Cómo cambia el cerebro la marihuana?

La mejor manera de comenzar el proceso de dejar de fumar es entender lo que la marihuana le hace al cerebro y por qué alejarse de ella requiere tanto esfuerzo y persistencia.

El tetrahidrocannabinol (THC), el compuesto químico activo del cannabis, influye en el funcionamiento del cerebro forzando a los receptores naturales de cannabinoides del cerebro a actuar más allá de los parámetros naturales. Esto es lo que causa el subidón que alguien obtiene después de fumar marihuana o comer un producto cannábico. Las sensaciones son placenteras; los usuarios informan que experimentan una mayor percepción sensorial; los colores son más brillantes, la música suena mejor, la comida es más sabrosa, etc. Muchos usan marihuana para relajarse y superar la ansiedad social. Las risitas indefensas y los ataques de risa son otras ventajas.

Por muy divertidos que sean estos efectos de la marihuana, pueden ser adictivos. Un usuario que fuma todos los días, o que ha estado fumando durante un largo período de tiempo, tendrá más dificultades para decir simplemente “no” a la invitación a fumar o a la idea de fumar. El tiempo que se pasa sin fumar suele traducirse en un desagradable síndrome de abstinencia, los cuales, según Psych Central, pueden presentarse en forma de síntomas psicológicos, como agitación, depresión, ansiedad y síntomas físicos, como fiebre, sudoración, escalofríos y fatiga. Los sudores nocturnos y los cambios en la alimentación son también muy típicos

En términos psicológicos, el consumidor de cualquier droga tiene un trastorno de salud mental que obliga a fumar como una forma de escapar de los problemas, con el consiguiente riesgo de fumar en exceso. De la misma manera que algunas personas beben alcohol para hacer frente al estrés u otros problemas.

Mientras más se acostumbra alguien a estar drogado con marihuana, más llega a creer que estar drogado es necesario para funcionar correctamente, incluso si sólo es para pasar el día. El impulso que viene del THC y que activa los receptores cannabinoides es diferente a cualquier otra forma de placer, hasta el punto en que drogarse, y estar drogado, tiene prioridad sobre todo lo demás. Los intentos de dejar la hierba son cortos e inútiles. En lugar de ser una actividad recreativa ocasional, fumar marihuana se convierte en un acto interminable de desesperación e incluso de vergüenza. También es cierto que la tolerancia del cuerpo hacia dicha droga cambia muy rápidamente, por lo que, si se deja de fumar durante tan solo cinco días, el efecto del siguiente canuto será tan fuerte e intenso que no tendremos ganas de consumir las cantidades que consumíamos con anterioridad. Esto facilita la reducción progresiva del consumo.

cerebro y porros

 

La decisión y el deseo de dejar de fumar

Para muchos fumadores, la decisión de dejar de fumar es impulsiva, generalmente después de que algo sale mal – una discusión con un miembro de la familia sobre el hábito, ser despedido por fumar en el trabajo, o alguna otra falla directamente relacionada con el tabaquismo. Psychology Today advierte que esta interrupción abrupta del hábito de fumar rara vez termina bien, generalmente por las razones mencionadas anteriormente. El cuerpo y el cerebro se vuelven tan condicionados al THC en cada calada, que se vuelve casi imposible simplemente fumarnos un canuto exporadicamente o dejarlos por completo. No importa cuán determinada sea la decisión de dejar de fumar, se toma en el calor del momento, y no se piensa en cómo lidiar con el proceso de adaptación a la vida sin la marihuana.

Hasta ese punto, el deseo de dejar de fumar tiene que ser integral, basado menos en la acción (como cuando el uso de la marihuana hace que algo salga mal), y más en la actitud (una insatisfacción con los cambios de estilo de vida que vienen a través del consumo excesivo de marihuana). El estado de ánimo correcto para dejar de fumar es saber que el usuario ya no necesita ni quiere marihuana. Este tiene que ser el punto de vista predominante incluso cuando la ira y la vergüenza de una mala experiencia pasan, incluso cuando se está sobrio. Dejar cualquier tipo de hábito, especialmente uno tan seductor y adictivo como la marihuana, requiere un enfoque de todo o nada. Cualquier cosa menos, y cualquier ganancia será sólo temporal.

Pasos para dejar de fumar

Se recomienda fijar una fecha para dejar de fumar con anticipación. Sobre el tema similar de los cigarrillos, la Sociedad Americana del Cáncer sugiere “un día dentro del próximo mes” – lo suficientemente lejos como para dar tiempo a prepararse para la transición, pero no tan lejos como para que se produzca un cambio en el corazón y el cerebro, es decir, que cambiemos de opinión. Podría ser una buena idea establecer la fecha de dejar de fumar como un día con alguna relevancia personal, para anclar mejor el significado de la fecha y la acción. Cuando el aniversario de dejar de fumar se cumple cada mes (y luego cada año), es una ocasión para celebrar. Eso sí, no lo celebréis con un canuto.

El siguiente paso es deshacerse de toda la parafernalia relacionada con el cannabis: bongs, grinders, papel de fumar, una bandeja para lirr – todo lo que tenga que ver con el almacenamiento o el uso de la marihuana tiene que desaparecer, sin importar lo caro, decorativo o sentimental que pueda ser. Una buena opción es regalárselo a algún consumidor habitual al que apreciemos. Eliminar todos los recordatorios materiales relacionados con la diversión de fumar es muy importante en la lucha por la sobriedad; reduce la tentación y es un acto físico que significa no volver atrás. De todos modos, si se consigue dejar sin necesidad de todo esto, será mucho mejor, ya que habréis superado las tentaciones más fuertes.

Abstinencia

Uno de los aspectos menos agradables de dejar de fumar hierba es la abstinencia – la irritabilidad, el insomnio, los cambios en el apetito, y los síntomas de gripe, entre otros efectos (dejando a muchos usuarios luchando en sus relaciones personales y profesionales). Esta es una de las partes más difíciles del proceso, en parte debido a cómo el funcionamiento del cerebro cambia como resultado del THC; la respuesta a todos estos problemas, dice el cerebro adicto, es más marihuana. Muchos fumadores bien intencionados son atraídos de regreso a la marihuana (u otra droga) debido a la angustia de la abstinencia, la cual puede durar de unos pocos días a una semana, o incluso más, dependiendo de la duración y severidad del uso de la marihuana.

Por sí solo, la abstinencia de la marihuana no es peligrosa, pero el proceso puede obligar a un usuario a hacer algo arriesgado, como tomar otra droga, o una combinación de drogas, para aliviar el dolor y la incomodidad. Una solución a la posible imprevisibilidad de la abstinencia es someterse al proceso con la supervisión médica adecuada. Registrarse en un centro de tratamiento le permitirá a la persona dejar de consumir marihuana con la ayuda de médicos y profesionales de la salud capacitados que pueden trabajar con ellos durante todo el proceso para garantizar que la angustia física y psicológica de la abstinencia no sea abrumadora. Pueden hacerlo proporcionando ciertos tipos de medicamentos para hacer que los síntomas físicos sean menos dolorosos, así como ofreciendo apoyo y observación para reducir las probabilidades de recaída.

no fumar marihuana

Aunque, en realidad, todo lo anteriormente nombrado suele ser necesario en caso de abstinencia de otras drogas más duras, como la cocaína, la heroína o el alcohol. En el caso de la marihuana, el síndrome de abstinencia no es tan potente y la práctica totalidad de consumidores lo superan sin necesidad de ayuda profesional.

Los amigos, la pareja y la familia también tienen un papel que desempeñar en esto, dando ánimo y asistencia moral, pero es imperativo que no intenten interferir con el proceso de abstinencia proporcionando marihuana, alcohol u otras drogas (incluso medicamentos recetados) por una preocupación bien intencionada pero equivocada. La abstinencia de drogas es un proceso médico complicado, en el que el cuerpo y la mente tienen que volver a conectarse para poder vivir sin la sustancia química de la que se habían vuelto dependientes. La introducción de otro producto químico, sin supervisión médica, amenaza con deshacer el arduo trabajo de tratar de mantenerse sobrio, pudiendo llegar a ser peligroso.

Cortar de golpe o de forma progresiva

En términos generales, hay dos maneras de dejar la marihuana: de golpe y la reducción progresiva. Hacerlo de golpe implica una interrupción completa de todo el consumo de marihuana (ya sea inmediatamente o en una fecha determinada), mientras que la disminución es, como la palabra implica, una eliminación más gradual del consumo (desde un cierto número de articulaciones o alimentos por día hasta cero, durante un período de tiempo determinado).

Ambos métodos tienen sus propias ventajas y riesgos, dependiendo de la duración del hábito de la marihuana, de la cantidad de marihuana que se fumaba en general y de la fisiología y psicología individual. Dejarlo de golpe tiende a funcionar mejor para los consumidores que no han fumado durante mucho tiempo; por otro lado, la reducción progresiva en el consumo puede ser una opción preferible para las personas que están tan acostumbradas al cannabis en sus sistemas, hasta el punto de que una terminación abrupta del THC causaría los efectos de abstinencia mencionados anteriormente. Sin embargo, hay excepciones, y las personas deben consultar con un médico o profesional de la salud para averiguar cuál es el método que mejor se adapta a su situación. También podemos descubrir cuál es el mejor método para nosotros mismos probando y viendo los resultados.

Ejercicio y dieta

Cualquiera de los dos métodos requiere alguna forma de disciplina, que puede ayudar a facilitar el proceso hacia una vida libre de marihuana y también proporcionar beneficios a largo plazo para la salud. El ejercicio, por ejemplo, es una de las mejores maneras de facilitar la transición, y puede convertirse en una fuente de beneficios para toda la vida. El simple hecho de correr regularmente estimula el estado anímico y mejora las conexiones dentro del cerebro. Este aspecto es especialmente relevante, dados los efectos a largo plazo del consumo de marihuana en el cerebro que figuran en la lista de la revista Hippocampus, que puede incluir la pérdida de la memoria a corto plazo, la dificultad para aprender cosas nuevas, e incluso la pérdida de la memoria verbal.

Ya sea que dejes la marihuana de golpe o que optes por disminuir progresivamente el consumo, tener una red de apoyo y confianza de amigos y familiares, e incorporar buenos hábitos para evitar los efectos de la abstinencia, hará que dejar la hierba sea un poco más fácil.

Además del ejercicio, otro hábito para ayudar con el cambio es mantener una buena dieta. Un tipo de receptor cannabinoide que se encuentra en todo el cuerpo se activa más allá de sus parámetros naturales cuando se ingiere THC, lo cual es útil para los pacientes con cáncer que tienen dificultad para comer debido a la quimioterapia. También es por eso que la gente que fuma recreativamente tiene “hambre”. De acuerdo con Medical Daily, muchas personas que dejan el hábito de marihuana continuamente luchan por recuperar el apetito después de la abstinencia.

En la recuperación de un hábito dañino, es de vital importancia que el cuerpo reciba una nutrición adecuada. El cuerpo está significativamente debilitado por la marihuana, la pérdida de THC y la abstinencia, y necesita ser reconstruido de la manera correcta. Los alimentos saludables fortalecen el sistema inmunológico, proporcionan energía y reparan el tejido de los órganos. Las personas que están pasando por el síndrome de abstinencia podrían sentirse tentadas a comer dulces o grasas como una forma de comida reconfortante, pero esto es simplemente reemplazar un comportamiento compulsivo y dañino por otro igual o similar.

dieta y ejercicio

Una parte importante del tratamiento y la recuperación después de un problema de adicción al cannabis es aprender a comer bien. Esto significa tener los equilibrios correctos de carbohidratos, vitaminas, aminoácidos y ácidos grasos, proteínas y agua. Los carbohidratos y los ácidos grasos pueden literalmente cambiar el funcionamiento del cerebro (ya afectado por un ataque de THC), por lo que tener el tipo correcto de dieta no sólo sirve para controlar el daño, sino también para poner al cerebro por delante de donde estaba.

De manera similar, los adictos en recuperación que tienen malos hábitos alimenticios (incluso en su sobriedad) tienen una mayor probabilidad de recaer debido a la forma en que los efectos fisiológicos de sus alimentos poco saludables remueven al cerebro por su comportamiento adictivo.

De la misma manera que el ejercicio ocupa la mente y el cuerpo de manera saludable y atractiva, el arte y la habilidad de cocinar pueden ser en sí mismos una forma de terapia autosuficiente para alguien que busca dejar atrás la marihuana. La llamada terapia culinaria proporciona una salida para la creatividad y el fomento de la autoestima, incluso elaborando platos sencillos o entregándose únicamente a la panadería.

Cambios en el estilo de vida y algunos hobbies que nos pueden ayudar

La cocina y el ejercicio involucran la mente y el cuerpo de una manera sana que la marihuana no puede, y son increíblemente importantes en la reconstrucción del cuerpo después de una larga adicción. Las buenas implementaciones de estilo de vida, tales como tener pasatiempos, dormir regularmente, tener una vida social activa y de apoyo, y mantenerse responsable evitando a las personas y lugares que recuerdan los días de drogarse, allanarán el camino para alejarse de la marihuana.

De todos modos, desde S.L.C considermos que la mejor forma es conseguir dejarlo sin evitar a las personas que fuman o los lugares en los que fumábamos. Nuestra opinión es que no hay que acabar con nuestra anterior vida, si no lo deseamos. Dejar la marihuana no debe suponer acabar con amistades que apreciamos, de hecho, lo ideal es dejarlo sin que esto afecte drásticamente a nuestras amistades o costumbres sociales.

De todos modos, tener algunas directrices en las que apoyarnos en momentos de duda es importante ya que el ansia por la hierba nunca será completamente eliminada. Durante los momentos de estrés, soledad o aburrimiento (que es uno de los desencadenantes de la recaída de “no lo vi venir” identificados por Psych Central), resurgirá el recuerdo de lo bien que se sentía uno al estar drogado, y la tentación de llamar a un viejo amigo de los días de fumar marihuana será muy poderosa. Cosas como el ejercicio, la nutrición y los pasatiempos ayudarán a controlar el impulso de recaer en la mayoría de los días; pero en los días malos, tener amigos y familiares de confianza con quienes hablar es lo que puede marcar la diferencia.

Otra opción es encontrar un grupo de apoyo de pasos, como un programa de 12 Pasos diseñado según el modelo de Alcohólicos Anónimos. Estos grupos ponen a los individuos en contacto con otras personas que han dejado sus hábitos de marihuana y que conocen la lucha y el desafío de tratar de mantenerse sobrios. Un padrino que puede recibir una llamada (o un mensaje de texto) en medio de la noche y recordarle a la persona lo que aprendió en el tratamiento, cuánto se ha logrado desde que dejó de fumar hierba y lo que se perderá al regresar, le ofrece una visión y comprensión que habla directamente al corazón de lo que significa permanecer abstinente, aun cuando cada instinto e impulso nos pide drogarnos de nuevo.

“La marihuana es una droga relativamente segura”, pero “con algunos riesgos”. Decimos esto ya que no existen muertes documentadas por consumo de dicha droga.

De todos modos, para muchas personas, esos riesgos implican daños a largo plazo en sus cerebros, una disminución en su estatus socioeconómico, una incapacidad para dejar de consumir y problemas con las relaciones interpersonales. Dejar de fumar hierba no es fácil; pero con el enfoque, el apoyo y la atención adecuada, es posible y eminentemente gratificante.

Si estás pensando en dejar de fumar, no lo dudes, sigue estos consejos y te aseguramos un éxito casi garantizado. Decimos “casi” porque siempre habrá un porcentaje que dependerá directamente de la fuerza de voluntad de cada individuo. Desde S.L.C confiamos en ti y ponemos a tu disposición todas las herramientas de las que disponemos para facilitarte dicho proceso. Si tienes algo más que añadir o puntualizar, no dudes en dejar tu comentario y ayudarnos a mejorar y completar el contenido de nuestro blog.

Te interesa

¿CÓMO LIAR UN PORRO?
NOTICIAS ACTUALIDAD DE LA MARIHUANA
shares177 views
NOTICIAS ACTUALIDAD DE LA MARIHUANA
shares177 views

¿CÓMO LIAR UN PORRO?

SemillasLowCost - Abr 12, 2019

El porro es el método mundial por excelencia para consumir marihuana. Las cachimbas, los bongs, los vaporizadores, existen cientos de…

¿CUÁNTO TIEMPO SE TARDA EN CULTIVAR MARIHUANA EN INTERIOR?
CONCEPTOS BÁSICOS CULTIVO DE LA MARIHUANA
shares624 views
CONCEPTOS BÁSICOS CULTIVO DE LA MARIHUANA
shares624 views

¿CUÁNTO TIEMPO SE TARDA EN CULTIVAR MARIHUANA EN INTERIOR?

SemillasLowCost - Mar 20, 2019

Esta es una de las preguntas más comunes entre los que se disponen a cultivar marihuana por primera vez. Además,…

CÓMO REGAR LAS PLANTAS DE MARIHUANA – ALGUNOS CONSEJOS
CONCEPTOS BÁSICOS CULTIVO DE LA MARIHUANA
shares989 views
CONCEPTOS BÁSICOS CULTIVO DE LA MARIHUANA
shares989 views

CÓMO REGAR LAS PLANTAS DE MARIHUANA – ALGUNOS CONSEJOS

SemillasLowCost - Feb 28, 2019

Si estás cultivando marihuana, sabrás que el riego es un factor determinante en el cultivo de cannabis. Saber cuándo y…

Deja un comentario

Tu email no será publicado.


Tienes productos en el carrito
MENÚ
Logo Semillas Low Cost