Acceso mayores 18 años y uso de Cookies
Acceso mayores 18 años y uso de Cookies

Si no aceptas las cookies obligatorias no puedes continuar en esta tienda y te redirigiremos a otra web. ¿Está seguro?

No puedes aceptar cookies de terceros y no aceptar cookies requeridas.

ENCUENTRA TU PRODUCTO UTILIZANDO EL BUSCADOR

ENCUENTRA TU PRODUCTO UTILIZANDO EL BUSCADOR

Mosca Blanca

Nuevo
Nuevo

MOSCA BLANCA


LA MOSCA BLANCA: DAÑOS DIRECTOS E INDIRECTOS


La mosca blanca es otra de las plagas más frecuentes en los cultivos de marihuana que afecta tanto a los de interior como de exterior.


Se trata de una pequeña mosca con un tamaño de 2mm aproximadamente de las especies Bemicia Tabaci y Trialeurodes vaporariorum, las más comunes en el cultivo de cannabis.


La mosca blanca tiene preferencia por los climas cálidos y húmedos, por ello, nos afectará con más frecuencia durante los meses de verano.


Este insecto causa daños derivados directamente de su acción y también, indirectamente por su presencia en el cultivo.


Los daños directos que ocasiona esta plaga están producidos por a succión de la savia de las plantas a través de su aparato bucal chupador, lo cual genera problemas de crecimiento y desarrollo de la planta, disminución de la producción y debilitamiento general, que en ocasiones puede ser fatal.


Los daños indirectos están ocasionados principalmente porque la mosca blanca segrega una especie de melaza que favorece la aparición del hongo tizne o negrilla, provocando la disminución de capacidad de realización de la fotosíntesis y atrayendo otros insectos como las hormigas. Por otro lado, existe la posibilidad de transmisión de virus a través de sus picaduras.


Podemos detectar las picaduras de la mosca blanca a simple vista, aparecerán círculos muy pequeños de color verde claro. Además, otro de los síntomas es que las hojas se vuelven amarillas y terminan secándose y cayendo.


Identificaremos la plaga revisando el envés de las hojas, que es la parte habitual donde están las larvas de mosca blanca y también, al sacudir la planta, podemos ver algunas pequeñas moscas blancas que salen volando.


PREVENCIÓN DE LA MOSCA BLANCA


El mejor método, como en el resto de plagas y enfermedades que puedan surgirle a las plantas, es la prevención. Para ello, es importante la utilización de aceite de Neem que además de repeler la mosca blanca, tendrá el mismo efecto con el resto de plagas dañinas para nuestro cultivo. También podemos utilizar como preventivo algo tan básico como colgar CDs o papel de plata que sea reflectante en nuestro cultivo para evitar que se asiente esta plaga o cultivar otras especies de planta repelentes de este insecto como los claveles chinos, caléndula o tabaco ornamental.


LUCHA BIOLÓGICA CONTRA LA MOSCA BLANCA


Si la plaga ya está instalada en nuestro cultivo, una de las alternativas más efectivas de las que dispones es la lucha biológica, que consiste en introducir depredadores de la mosca blanca en nuestro cultivo para que acaben con su presencia de forma natural.


Existen diversos depredadores que se pueden utilizar en el control de la mosca blanca como por ejemplo la Encarsia Formosa o Eretmocerus californicus.


Un producto muy efectivo tanto para la prevención como para el tratamiento de esta plaga es Swirski-Mite, compuesto por el ácaro depredador Amblyseius swirskii que se alimenta de las larvas y huevos de la mosca blanca, así como los de la araña roja y los trips, por lo que también nos serviría para el control de estas plagas.


También tenemos la opción del Quemador de azufre, muy fácil de utilizar, que además de combatir las plagas como la mosca blanca, ayuda a la lucha contra los hongos siendo 100% ecológico.


Todos los productos de control biológico contra la mosca blanca y las diferentes plagas puedes encontrarlo en SLC, naturalmente, al mejor precio.

Newsletter

He leído y acepto la política de privacidad y el tratamiento de datos por parte de semillaslowcost.com