ℹ️ SOLO HOY - 10% DE DESCUENTO, CÓDIGO "CYBERSLC2021"
icono regalo COMPRA AHORA Y RECIBE icono regalo

Iluminación HPS para el cultivo de marihuana

La iluminación HPS (high pressure sodium) o comúnmente llamadas bombilla de sodio, son unas lámparas de descarga cuya luminiscencia queda garantizada por el vapor de sodio. Los focos de sodio empezaron a producirse en el 1970 a gran escala. Desde entonces se han ido mejorando para su uso en horticultura.


Ver Productos Seguir leyendo artículo

Ventajas y desventajas de cultivar con Sodio

Tenemos muchos puntos de los que hablar sobre la iluminación HPS, no es mentira, muchos pros, pero también contras, factores a tomar en cuenta a la hora de empezar a cultivar con lámparas de sodio....

Ventaja: La luz más barata para cultivo indoor

Para empezar, cultivar con sodio es lo más barato que existe no es como LEC o LED que ya es algo mas especifico para alguien que sabe bastante más que un principiante. Con menos de cien euros puedes comprar un kit de luminaria con bombilla de sodio que va a funcionar a la perfección y a dar la máxima cosecha en nuestras plantas de cannabis.

Ventaja: Buena producción y calidad

A la hora de producir las bombillas de sodio no tienen nada que envidiar a los caros equipos LED o LEC. La luz producida por los focos HPS tiene la suficiente fuerza como para que las plantas crezcan de forma abundante y rápida. Los cogollos se hincharán al máximo, estarán bien formados y tirarán resina por todos los poros.

Desventaja: mucho calor

Las lámparas de sodio desprenden calor con la luz que emiten y solo acercando el brazo notas que te puedes quemar, literalmente. Esto a lo mejor no es un problema para la persona que cultiva con un solo foco pero cuando pasamos de cuatro o cinco ya empieza a ser un inconveniente. Ahí el calor ya empieza a subir la temperatura y sin aire acondicionado o un pingüino no sería viable para nada la producción sería pésima y espigada con cero sabor. No creo que nadie que ponga todo esto junto quiera un resultado como ese con el riesgo que conlleva.

Desventaja: Eficiencia energética

La eficiencia energética es otro de los grandes inconvenientes que tiene la iluminación HPS. Pagar los tres meses, que como mínimo se necesitan para poder cosechar, cuesta dinero y no poco por eso mucha gente decide “pinchar la luz o cometer fraude eléctrico” para cultivar. El rango de energías en las bombillas HPS va desde 150w hasta 1000W, siendo las de 600W las más comunes y extendidas entre los cultivadores.

¿Qué se necesita para cultivar con Sodio?

Para poder cultivar bien con iluminación de sodio necesitarás un balastro, una bombilla y un reflector como mínimo. Como ya hemos mencionado, el HPS genera mucho calor dentro del armario o la sala por lo que es posible vernos obligados a usar un pingüino o un aire acondicionado.

Al igual que pasa con otras tecnologías de iluminación, será necesario un extractor y un intractor para renovar el aire que se va calentando. También recomendamos cualquier aparato que te ayude a medir y controlar la temperatura del cuarto.

¿Cómo cultivar cannabis con sodio?

Siempre es aconsejable cuando las plantas son pequeñas darle una distancia de mínimo medio metro con la luz para no abrasarlas y conforme van creciendo pues irle regulando la luz hasta quedar en su última fase a dos palmos como máximo de la planta todo esto dependiendo de cómo tengamos el cuarto de ventilado y de fresco debido a lo que dijimos antes de el desprendimiento de calor con la luminiscencia.

En su instalación es muy importante que los reflectores estén bien limpios para poder hacer así su función correctamente y de nunca tocar las bombillas con las manos vacías siempre mejor dejarla enfriar si estaba encendida y cuando esté fría quitarla con un trapo, esto es debido a que sin darnos cuenta en las manos tenemos suciedad que se queda adherida a la bombilla.

Si queremos medir cuántos lúmenes nos proporciona la bombilla necesitaremos una medidor de lúmenes o luxómetro y mirar bien donde hay puntos vacíos donde no de la luz como debería para poder arreglarlos o simplemente mover las plantas.

La iluminación de sodio es una opción muy válida para todo el mundo y es con lo primero que alguien que no sabe cultivar nada de nada debería empezar, como si fuera el coche con el que vas a romper mano nada más te has sacado el carnet.