icono regalo COMPRA AHORA Y RECIBE icono regalo

Pulgon

Las plagas en el cannabis son una de las mayores preocupaciones de los cultivadores a la hora de realizar un cultivo exitoso de marihuana. Existen muchas plagas que afectan habitualmente a los cultivos de marihuana, pero entre ellas destaca el pulgón, un enemigo temible del que convienen saber cuánto más mejor. Conocer todos sobre el pulgón nos ayuda a combatirlo mejor y librarnos de sus desastrosas consecuencias.


Ver Productos Seguir leyendo artículo

Productos para combatir el pulgón

Insecticida-Acaricida NATRIA Bayer 250 ml Nuevo
Leaf Coat BioBizz Leaf Coat BioBizz Nuevo
Aceite de Neem Naissance Nuevo
Canna Cure Canna Cure Nuevo

Canna Cure

14,95€
Insecticida Polivalente Sistemico 15cc Flower Nuevo
Insecticida-Acaricida Doble Acción 15cc Flower Nuevo
Acaricida Insecticida Rodeno 25 gr Nuevo
Bio Insecticida natural Neemex 500 ml Nuevo
Extracto de Ortiga 1 L Flower Nuevo
Aliosan (Extracto de Ajo) 1 L Trabe Nuevo
Cola de Caballo 1 L Trabe Nuevo
Neem Torta Polvo (Proneem) 450 gr Trabe Nuevo

¿Qué es el pulgón?

Los pulgones son insectos de cuerpo blando que tienen una amplia gama de colores, desde blancos, verdes y amarillos, hasta negros, marrones y rojos, dependiendo la etapa de vida en la que se encuentren y la zona geográfica. Hay que señalar que el pulgón es un insecto que se ha expandido por la práctica totalidad del planeta, siendo una plaga muy común en los cultivos de cannabis de cualquier rincón del planeta.


También conocido como áfido, el pulgón varía mucho su comportamiento y aspecto dependiendo de la etapa de vida en la que se encuentra. Los pulgones jóvenes o ninfas son de color blanco, delgados y pequeños, mientras que los adultos tienen un mayor tamaño y una forma circular.

Pulgón vista desde lupa

Pulgón con alas

En algunas ocasiones observamos a pequeños bichos que vuelan en nuestro jardín que no son más que pulgones con alas. Estos áfidos alados también tienen una amplia gama de colores que va desde el negro al blanco pasando por verde, amarillo o rojo. En cuanto a la estructura fisonómica hay que señalar que es igual que la de los pulgones normales, pero añadiendo las alas.


Debido a que muchos de los áfidos que atacan el cannabis son de color verde, muchos cultivadores no reconocen a los áfidos cuando tienen colores diferentes. Por eso os indicamos que no busquéis solo pulgón negro, sino que podéis encontrarlo pulgón de más colores.


Los pulgones alados a veces son llamados "mosca negra" o "mosca verde" dependiendo del color (porque a menudo son negros o verdes/amarillos, y se ven como moscas diminutas).

Tipos de pulgón según la fase de vida

Los pulgones adultos suelen ser pequeños y de forma ovalada y pueden tener alas o antenas. Los áfidos en fase de ninfa son delgados/largos y generalmente blancos, mientras que el pulgón adulto es más grande, redondo y de colores más variados.


Los pulgones jóvenes o larvas (ninfas) generalmente se alimentan de la savia de las plantas de nuestro jardín mientras que gradualmente aumentan de tamaño. Estas ninfas o pulgones jóvenes maduran entre 7 y 10 días, pierden su piel, y dejan exoesqueletos plateados en las plantas.


Después de alcanzar su forma adulta sin alas (los pulgones no generan alas cuando colonizan activamente un cultivo) pronto están listos para reproducirse, poner huevos, generar nuevas colonias y comenzar el proceso de nuevo. La mayoría de los áfidos en esta forma son hembras, y cada uno es capaz de producir docenas de crías. Es por esto que resulta una plaga tan temida, debido al alto índice de reproducción que la hace difícilmente controlable.


Los áfidos se reproducirán en la planta hasta que esta se estresa tanto que ya no puede soportar el voraz apetito de los áfidos. Es en ese preciso momento en el que algunos de los áfidos nacen con alas, y vuelan en busca de un nuevo huésped, comenzando el proceso de nuevo en una nueva planta.


Debido a su rápida reproducción, unos pocos "colonizadores" de pulgón alado pueden generar cientos o incluso miles de pulgones en sólo unas pocas generaciones, así que sed cuidadosos y mantener a raya al pulgón en vuestro jardín.

Pulgón rojo

¿Qué hace el pulgón?

Los pulgones perforan las hojas de marihuana mediante su boca y chupan y se alimentan de los jugos que contienen las plantas. Suelen aparecer en colonias localizadas principalmente en la parte inferior de los tallos y las hojas. Estas colonias van chupando los jugos internos de la planta, hasta que esta se debilita, deja de desarrollarse, pierde color (clorosis) y finalmente acaba muriendo.


Otro de los problemas principales que crea el pulgón es que produce grandes cantidades de una sustancia dulce conocida como "hondeydew", un residuo líquido azucarado que puede atraer a más insectos, así como a plagas fúngicas. Si la plaga fúngica ataca debido al pulgón, comenzaréis a ver partes negras por el tejido vegetal de vuestra cosecha, como si de necrosis se tratará.

¿Cómo ataca el pulgón?

La cosecha puede infestarse debido a la llegada de pulgones alados "colonizadores". Estos áfidos volarán hasta vuestras plantas, caerán sobre ella y pondrán huevos en el cultivo que al eclosionar formarán una colonia. Hay que ser muy cuidadosos ya que en este momento son fáciles de matar, pero si la colonia se establece y reproduce cada vez os resultará más complicado eliminar la plaga.

¿Cómo combatir el pulgón?

Evite el uso de insecticidas químicos que ataquen al sistema nervioso, como malathion, Dursban (clorpirifós) y Orthene (acefato). Estos productos son muy eficaces pero muy agresivos tanto para la cosecha como para el medio ambiente en general. Desde S.L.C solo recomendamos su uso cuando los remedios naturales han fracasado y la situación se vuelve de vida o muerte para el cultivo. A continuación os contamos que hacer paso a paso.

Pulverizar pulgón

Pasos a seguir para eliminar el pulgón


1.) Revise regularmente el cultivo para ver si hay signos de pulgones


La mejor manera de prevenir una plaga de pulgón es detctarla lo antes posible. Cuando crecen al aire libre es bastante difícil predecir cuándo aparecerán, así que es realmente importante examinar las plantas al menos una vez a la semana.

Examine los tallos, los cogollos y especialmente la parte inferior de las hojas nuevas en busca de racimos o colonias de pulgones pequeños. La presencia de estas colonias indica que los pulgones están establecidos en las plantas y su número comenzará a aumentar rápidamente si no ponéis ningún remedio.


2.) Retira o rocía todos los insectos que puedas


Si la planta está muy infestada, es una buena idea tratar de reducir el número de pulgones de todas las formas posibles. Para ello podéis simplemente sacar las plantas al exterior y eliminar con vuestras propias manos todos los pulgones y colonias que podáis.


También podéis arrancar y tirar directamente hojas, tallos o brotes que estén muy infectados. A continuación, pulverizar todo la planta cuidadosamente con alguno de los productos que os recomendaremos a continuación.

Algunos productos para el pulgón

Jabón potásico

El jabón potásico es una muy buena opción para combatir el pulgón ya que deshace el exoesqueleto de estos. Básicamente debilitan la cáscara externa de los pulgones y, además, son seguros y completamente naturales ya que se producen a base de aceits vegetales.


Con los jabones, la total cobertura de la planta es muy importante ya que no permanece por mucho tiempo, por lo que puede ser necesario realizar aplicaciones de seguimiento, al menos una por semana. Para facilitar el pulverizado recomendamos un pulverizador a presión que os facilitará mucho la faena.

Aceite de Neem

El Aceite de Neem dejará un sabor desagradable en los cogollos así que es mejor no rociar los cogollos en exceso. Dicho esto, el aceite de neem es un remedio totalmente natural que es muy efectivo contra una amplia variedad de insectos y hongos. Pulveriza todas las hojas de forma uniforme con aceite de Neem disuelto en agua. Para hacerlo lo mejor posible, emplea un pulverizador a presión y presta especial atención a los nuevos brotes y el envés de las hojas.

Insectos beneficiosos

Los insectos benéficos, tales como escarabajos, chinches y mariposas, pueden comer grandes cantidades de áfidos y, por tanto, deben ser bienvenidos a nuestro cultivo. Este método puede ser útil en plagas poco avanzadas, pero la capacidad reproductiva de los áfidos es tan grande que el impacto de los enemigos naturales puede no ser suficiente para acabar con la plaga.

Productos naturales y químicos

En nuestra web encontrarás una amplia variedad de productos tanto naturales como químicos para acabar con plagas de diversa índole. Desde S.LC os recomendamos el uso de productos naturales y reservar los químicos para plagas incontrolables en las que los productos naturales ya han fracasado.