icono regalo COMPRA AHORA Y RECIBE icono regalo
Nuevo

Jiffy - Turba prensada

Germina tus plantas o produce tus esquejes empleando jiffys de la mejor calidad al mejor precio.

Compra ahora antes de que se acabe!

Nuevo

Formato 

24 mm Jiffy - Turba prensada
33 mm Jiffy - Turba prensada
41 mm Jiffy - Turba prensada
44 mm Jiffy - Turba prensada

Cantidad 

1 unidad Jiffy - Turba prensada
10 unidades Jiffy - Turba prensada
25 unidades Jiffy - Turba prensada
100 unidades Jiffy - Turba prensada
1000 unidades (Caja) Jiffy - Turba prensada
2000 unidades (Caja) Jiffy - Turba prensada
0,10€


Envio gratuito Envio 24 horas

Descripción producto

Sobre el Jiffy - Turba prensada

El Jiffy de turba de la marca jiffi 7 es uno de los métodos más fiables para aportar a las semillas un sustrato perfectamente aireado y con todo lo necesario para cubrir las necesidades de las cepas los primeros días del cultivo, durante su germinación. Los jiffys son ideales para plántulas o para los primeros días de los esquejes, facilitando y acelerando la producción de un sistema radicular sano y fuerte.


Obviamente, la producción de un sistema radicular sano desde los primeros días se traduce en un crecimiento rápido y vigoroso desde el primer momento. Por tanto, una vez trasplantéis la cepa del jiffy a la maceta, el crecimiento de esta será inmejorable.

 
Básicamente el jiffy es turba prensada deshidratada y en forma de disco que se oferta en diversos diámetros.

Modo de empleo

Utilizar los jiffys de turba prensada es realmente sencillo, solo tendréis que seguir estos pasos y todo saldrá como es debido. Tened en cuenta que los pasos son pocos y muy fáciles, pero debéis realizarlos convenientemente. De lo contrario, las semillas pueden pudrirse con el exceso de agua o por falta de esta.


El primer paso es colocar todos lo jiffys que queramos emplear e introducirlos en una bandeja o contenedor similar. A continuación, añadís agua al contenedor y observaréis como los jiffys van “hinchándose” al absorber el agua e hidratarse la turba. Esperad hasta que los jiffys hayan aumentado su altura y la turba esté empapada por completo. En ese momento es cuando tendréis que apretar los jiffys con vuestra mano para escurrirlos y drenar el agua sobrante.


Sed cuidadosos ya que si apretáis en exceso podéis romper el disco, en caso de que se rompa, dadle forma con vuestra mano y listo. Sabréis que el jiffy está en perfectas condiciones cuando al apretarlo no drene más agua en forma de gotas. Tened en cuenta que, si no está bien drenada toda el agua, las raíces no podrán desarrollarse como es debido y las semillas no germinarán.


Una vez tengáis el disco hidratado, pero no quede ningún exceso de agua en su interior, es el momento de plantar la semilla y dejarla germinar.  Plantad las semillas a una profundidad de 2-5 mm, para ello hacer un pequeño agujero con el dedo meñique o con la punta de un lápiz. En caso de plantar esquejes, introducid el máximo de raíz posible en el jiffy y apretad alrededor del tallo hasta que el esqueje quede firme y fijo.


Cuando pasen los días y veamos que el jiffys se queda seco, podemos pulverizarlo con agua hasta que vuelva a unos parámetros de humedad correctos. Hacedlo poco a poco ya que durante este periodo la plantas son muy sensibles y si volvéis a regar los jiffys y los encharcáis, podéis arruinar todo el trabajo.

Dimensiones

Estos jiffys vienen en diversos diámetros y cantidades para adaptarse a las necesidades de cualquier cultivador: 24mm, 33mm, 41mm, 44mm.

Comentarios (0)


Añadir comentario
Captcha